Google supera a Apple y pasa a ser la empresa con mayor valor del mundo

google-campus_exterior_

 

Apple ya no es la mayor compañía del mundo. El mal inicio de año bursátil de la empresa, con caídas de más del 6% sólo en las dos primeras sesiones del año, hicieron que el valor de la firma ahora dirigida por Tim Cook se desplomara hasta los 393.000 millones de dólares, poco más de 360.000 millones de euros. Esta cifra, sin duda espectacular, se antoja insuficiente para batir a los 420.000 millones de dólares, casi 390.000 millones de euros, de Alphabet, más conocida como Google.

El tamaño de una empresa es el resultado de sumarle la deuda a la capitalización bursátil y luego, a esa cifra, restarle el total de efectivo que tenga en sus reservas. Esta operación arroja que, pese a que Apple tiene un valor en Bolsa casi 50.000 millones de dólares superior a Google, la mayor deuda y el mayor efectivo de las tropas de Cupertino sirven de lastre para perder su posición dominante.

El gigante tecnológico presentó en octubre del año pasado los mayores resultados empresariales de la historia, con unas ganancias de 53.400 millones de dólares en su ejercicio fiscal. Pero las dudas de los mercados han provocado que su valor en Bolsa llegara a desplomarse hasta un 19%, con el precio de sus títulos por debajo de los 100 dólares. Desde su punto más alto de 2015, Apple ha perdido más de 200.000 millones de dólares de capitalización bursátil.

La caída de Apple se puede atribuir a los malos datos de ventas del iPhone, el verdadero buque insignia de la compañía. Las unidades del smartphone se acumulan en los almacenes, lo que ha obligado a reducir la cuota de fabricación en el primer trimestre de 2016 hasta un 30%, según informó Forbes.

El agujero que el iPhone puede hacer en las cuentas de Apple puede ser aún mayor. Los expertos apuntan a que 2016 podría ser el primer año con un descenso de las cifras de ventas del smartphone, de ahí las prisas de la compañía por poner en el mercado el iPhone 7.

La situación no parece que vaya a mejorar en el corto plazo para Apple, pues los analistas apuntan a que las ventas de su teléfono inteligente no remontarán debido a la baja demanda y la alta saturación de un mercado cada vez más competido. Tampoco ayudan las modestas cifras de ventas del Apple Watch ni el perfil bajo del iPad, cuyas ventas de desplomaron un 20% en el último trimestre de 2015.

Pese a todo, el dominio de Apple en su sector es incontestable y su tamaño es tal que supone el 3,3% de todo el S&P 500, el índice de Wall Street en el que cotiza, y es responsable del 7% de todos los ingresos del selectivo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *