Brave, el navegador que simplifica la publicidad en la web

portada_navegador_Brave

 

Es un browser con bloqueador de anuncios pero que no prescinde totalmente de la publicidad, sino que la sustituye por una de más “limpia”.
Nueva escalada en la “guerra” de los bloqueadores de anuncios, esta vez de la mano de Brave, un nuevo navegador web que nace gracias a Brendan Eich, quien fue fugaz CEO de la Fundación Mozilla en 2014 (durante apenas una semana) .

 
A diferencia de otros bloqueadores de anuncios, Brave no elimina totalmente la publicidad, sino que la sustituye por una de más “limpia”, por lo que los anuncios no recojan datos personales del internauta que está utilizando el navegador y viendo la página.

 
¿Por qué no elimina toda la publicidad? La gran mayoría de los sitios web viven, total o parcialmente, de la publicidad, por lo que la eliminación completa de esta daría lugar a la pérdida total de los ingresos. Según afirman desde Brave, la sustitución permite que los sitios web sigan manteniendo sus ingresos.
Pero esto me genera una duda: si las campañas de publicidad en línea deben ser preparadas y adaptadas específicamente para su uso en la página web concreta a la que dedicada, como es que Brave puede sustituir tan fácilmente los anuncios?

 
Lo que quiero decir es que, por ejemplo, si insertamos publicidad de AdSense (el servicio de Google para editores de páginas, que permite ganar unos céntimos por cada anuncio sobre el cual los lectores hayan hecho clic), necesitaremos un código fuente concreto para cada sitio web, ya que si no, el sistema de anuncios no funcionará correctamente. Como se lo hace Brave para hacer esta conexión con los responsables de la página web con el fin de hacerles llegar su parte de las ganancias?
Y en la página web de Brave lo dejan muy claro: “[…] Entonces nosotros insertamos anuncios limpios [en la página web], para financiar los propietarios del website y los usuarios de Brave de la misma manera”.

 

Privacidad y seguridad de antemano

¿Qué significa que Brave sustituye los anuncios que encontramos en las páginas web que visitamos por otros “limpios”? Pues que bloquea las cookies o los píxeles de seguimiento que los anuncios normales y corrientes usan para estar al corriente de nuestra actividad, identificarnos, y trazar un perfil nuestro con la intención de vendernos más publicidad y más adaptada a nuestras preferencias. Estos widgets han sido considerados unánimemente como una amenaza a la privacidad de los internautas.

 
También nos conecta de manera automática a todas las páginas que visitamos empleando protocolo seguro HTTPS, el cual sitúa una capa de encriptación entre el servidor y el cliente. Es lo que la Electronic Frontier Foundation ha llamado HTTPS Everywhere.

 
Además, este es un software de código abierto, lo que significa que todo el mundo puede descargar el código fuente, revisarlo y compilarlo para hacerlo funcionar en su sistema es seguro que lo emplea es realmente lo que quiere emplear.

 

Para desarrolladores

No hay ejecutable de Brave para descarga en su página web. En vez de eso, nos podemos descargar el código fuente para las plataformas con las que es compatible: Windows, Mac OS X y GNU / Linux en sistemas de escritorio, y Android y iOS para dispositivos móviles.
Existe la posibilidad de solicitar una build (compilación) para desarrolladores, la cual se encuentra disponible para todas las plataformas mencionadas anteriormente sacado de Linux, y para lo que tendremos que dejar, vía formulario, nuestro nombre, nuestra dirección de correo electrónico y elegir el sistema adecuado.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *